Mnemonic Fear published in A+A Online, September 2017.

 

Kader Attia, Curated by Rachel Kent, ACCA, Melbourne, Presented with the Melbourne Festival in association with the Museum of Contemporary Art Australia, Sydney, 30 September - 19 November, 2017

Ideology and Representation

In a time when we feel a return of history in relation to immigration, racism, borders, data collection, privacy, the fear of wars and total collapse, can we consider ways to de-westernise political and social worldviews through art, without being didactic? In Kader Attia’s work the notion of Terror is linked, not only with the idea of representing the Other today but with how specific physical representations were meant to depict criminals, Jews, lower classes, etc. during the Nazi era. These mechanisms have been used to impose fear on the unknown, or rather, turn other people into an ‘unknown’ other. We live in a time where, regardless of previous historical tragedies, racism is still alive, and war seems to be one step away from our door. Is this just the impression media today wants us to believe or is it genuinely happening? Continue reading on Art+Australia Online...

 

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

 

 

PARTE I  (click en el título para ir a artículo original)

 

El público es un examinador, pero uno distraído
The Work of Art in the Age of Mechanical Reproduction, W. Benjamin (2008)

El presente documento intenta ser una foto de mi proceso creativo, por ejemplo, las referencias teóricas y visuales que he utilizado en un momento específico, apuntes, notas, información que de alguna manera influye en mi trabajo y algunos ejemplos de obras recientes. Con el mismo no pretendo explicar de ninguna manera la razón o el significado de las obras, sino más bien que sea un documento abierto a la discusión y sirva para la continua construcción y cuestionamiento de mi obra, proceso y aprendizaje y como material para el que guste consultarlo.

La siguiente información son líneas de trabajo o preguntas que me planteo y sirven para cuestionar y guiar mi proceso desde lo básico. No quisiera que en mi trabajo se encuentren las respuestas a estas interrogantes, si no que sirvan para fomentar futuras investigaciones:

¿Son las prácticas artísticas contemporáneas modificadas por las imágenes de los medios? ¿Qué es un medio? ¿Cómo esto influencia las diferentes representaciones artísticas? ¿Son los múltiples contenidos dentro de las prácticas artísticas contemporáneas síntoma de la velocidad en la que la información circula hoy en día?¿Cómo afecta ésta velocidad la construcción de nuevos imaginarios? ¿Qué rol tiene la pintura en éstas construcciones? ¿Cómo encontrar maneras alternativas que contribuyan o modifiquen los paradigmas en un contexto específico?

Estos cuestionamientos motivan la producción de imágenes a través de la pintura y me hacen preguntarme ¿si la práctica de la pintura contemporánea es un medio adecuado para ello, o se necesitan nuevos medios “más efectivos”?

Mi interés está en cómo las imágenes son producidas, absorbidas, y reproducidas, cuáles y dónde están los filtros para dichas imágenes, quién tiene el criterio para establecer éstos filtros y cómo uno puede tener los propios, de acuerdo a sus antecedentes, país, raza, nivel de educación, etc.

La pintura tiene una inmensa tradición en la producción de imágenes y en la representación del contexto a través de la historia, sus realidades políticas y sociales.  También la pintura ha sido utilizada muchas veces por su poder simbólico para manipular o comunicar ideas.

Mi proceso actual mediante el cual una imagen u obra es producida consiste no solamente en la producción física de la imagen o idea con una técnica determinada, sino también a través de una serie de pasos como la recolección de medios (textos, imágenes, libros, fotos, dibujos, pinturas), discriminación o filtro (propio y externo), trabajo con el material (producción de collages, dibujos, apuntes, lluvia de ideas, mapeado, escritura), así como el juego con distintos conceptos dentro de la historia del arte como el Kitsch, “el original y la copia” y la producción de un objeto estético para después colocar éste nuevo objeto en un contexto específico.

Estos procesos están ligados al zapping de imágenes que tenemos en la televisión, internet, o sea la realidad de la pantalla. La sustracción o borrado de fragmentos de información, ya sean visuales, sonoros o textuales son parte de este juego.

 

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

 

 

PARTE II: SOBRE LA CITACIÓN Y LA APROPIACIÓN (click en el título para ir a artículo original)

 

In the work of Pia Fries , based on Renaissance and Baroque prints, it is possible to glimpsesomething of the workings of art history as a process of sedimentation and layering. At the same time, the act of citing sources of that kind is also always about remembering and recalling. 


Andreas Fiedler y Christoph Vögele en Das doppelte Bild, catálogo de la exhibición (2013)

 

Una manera fácil de ejemplificar como la idea de la intertextualidad funciona en la pintura y es inserta en el proceso de producción de imágenes de la vida cotidiana es el hecho de cómo repetimos comportamientos a los cuales nuestros padres nos adaptaron desde niños, por ejemplo: el tender o no la cama, el peinarse , lavarse los dientes antes de acostarse o bañarse siempre inmediatamente después de levantarse. Un ejemplo usual es la manera en cómo cortamos (picamos) una cebolla o como en mi caso, la manera de pelar una naranja es la misma que existe en mi memoria de cómo mi abuela lo hacía o lo hizo en un momento determinado de mi niñez.
Estos ejemplos para mí se relacionan directamente con el concepto del intertexto, como a manera de asociaciones o construcciones a partir de fragmentos existentes en nuestra memoria construimos “nuevas realidades”. Esto, en el caso de mi proceso creativo, funciona de la misma manera. Recopilo información, ya sean textos o imágenes que en éste caso son los fragmentos que me van a servir para la producción de esas otras realidades.

 
Los textos me sirven no solamente a manera de guía para mi investigación conceptual, sino también como parte de las obras, ¿cómo?, al leer un texto voy subrayando las ideas que me parecen más importantes y anotando comentarios que me pueden servir para cuando en un futuro vuelva al texto y al revisarlo pueda más fácilmente entenderlo en su contexto, o al menos intentarlo. También subrayo frases o palabras que tentativamente me pueden servir para titular una obra, no a manera de ilustrar con textos dicha obra, si no por ejemplo, por la estética o fonética de la palabra. En general me interesa éste proceso de apropiación del texto porque puede servir para generar asociaciones de ideas y por ende de imágenes y así tratar de incentivar ese juego obra-espectador (que es tan difícil de lograr o casi inalcanzable).

 
Recopilación y Mashup

 
La recopilación de imágenes es en mi caso la parte del proceso que más me emociona; voy a los mercados de pulgas donde en cada puesto se venden fragmentos de recuerdos, memorias e historias familiares de las más diversas. También visito librerías y compra y ventas con el fin de encontrar libros que contengan las imágenes que ando buscando ¿Cuál es criterio que sigo para escoger éstas imágenes? El cambio constante; se modifica dependiendo de lo que tenga en las manos en ocasiones es la calidad de las ilustraciones o fotografías, ya sea por el color, el grano, la composición o construcción.

Por ejemplo, la siguiente obra fue hecha a partir de una fotografía de un libro sobre las maravillas de la economía germana luego de la reunificación y la caída del muro de Berlín. Mi lectura de esta foto era la de una familia que estaba empezando a gozar de ese retorno a los buenos tiempos, una imagen de una familia muy diversa, el padre con rasgos físicos judíos, el niño detrás vestido con el traje típico Bávaro Lederhose, en el otro lado de la foto hay una niña muy feliz en su hamaca, detrás una madre, que supongo como ama de casa, cuidando a su otro hijo más pequeño y al fondo las nuevas edificaciones que el gobierno incentivó para la reconstrucción económica y geográfica de la ciudad. Los rasgos físicos de los cinco son diferentes, como resultado de mi análisis vicioso y malicioso, leo que se trata de una imagen propagandística, panfletaria, además de que la composición de la misma ha sido cuidadosamente pensada.

Inicialmente la fotografía por sí misma es interesante y llama la atención, luego me pregunto: ¿Cómo puedo yo modificar ésta imagen y de ésta manera añadir elementos que modifiquen su lectura por medio del acto de pintar? Primero, con un cutter corto la imagen en dos partes (arbitrariamente), pongo de cabeza una de sus partes en un intento por añadir o contribuir a la lectura. Cuando creí que ya no se podía añadir nada más a la lectura de esa imagen, la digitalicé, la proyecté sobre un bastidor y dibujé la composición en él. Luego en el proceso de pintar la imagen inicial sufre modificaciones, se sintetizan superficies otras se tratan con más detalle, léase como otro intento por “contribuir” a la ya pre-existente imagen.

Se entiende que debe existir cierto nivel de conocimiento en el espectador de las distintas partes o textos que componen en este caso una obra, pero también me interesa la lectura que una persona “no entendida” en pintura o historia pueda tener. En mi caso particular me veo atraído por obras que puedan motivar en mis propias lecturas la asociación con otros fragmentos y cómo se puede casi hacer un mapeo o seguimiento de los distintos elementos que lo han llevado a uno como espectador a tener cierto tipo de lecturas.